Acerca de

Siempre en conciertos.

Después de un par de años de escucharnos, leernos y contarnos nuestras reflexiones, opiniones predicciones y decepciones con la cultura pop del mundo, decidimos empezar a documentar, compartir y comentarlo en un espacio abierto para ampliar la conversación. 

Sin ánimos de ofender pero de manera cruda, personal y a veces con groserías o albures, aquí escribiremos sobre cómo interpretamos nuestra manera de ver, vivir y consumir la cultura pop con la misma pasión (léase también intensidad) con que lo hacemos en compañía de las personas “de confianza” en un espacio íntimo (a la luz de las velas o acompañados de unas chelas) y abierto al diálogo. 

Crítico y a la vez ameno, Pop Soup Magazine es una especie de diario en donde registramos nuestras opiniones, ideas, reflexiones y teorías de conspiración sobre todo lo que nos gusta (incluida la sopa) y donde la generación Y, la X, los millennials y uno que otro baby boomer pueden analizar, reinterpretar y destrozar la cultura pop hasta donde nos de la memoria y el sentido del humor. 

¿Por qué Sopa? 

Porque no podíamos decidir si la cultura pop se digería mejor en forma de sopa o ensalada. Hicimos una encuesta: Ganó la sopa. 

———————————-

¿Quiénes somos?

Tres chicas que se conocieron en las circunstancias más extrañas y encontraron un gusto en común por la música y los conciertos. Como buenas millennials consolidamos nuestra amistad a través de las redes sociales (Twitter para ser precisos) y sellamos ese destino una noche de concierto en la Ciudad de México. Otro día descubrimos que también nos gustaba hablar de cine, quejarnos de las tendencias en la moda, el arte y la música, destrozar el heteropatriarcado y compartir canciones nuevas con cualquiera que quisiera escuchar. ¿Qué pasa cuando juntas una ingeniera en sistemas (con debilidad por la comunicación y el marketing), una diseñadora y una comunicóloga con muchas opiniones? Pop Soup.