FOMO: Venimos a aprender

El primer FOMO del 2017 y Peña Nieto no podía decepcionarnos. Ya sabíamos que iban a subir el precio de la gasolina, pero lo que no nos enseñaron en la escuela fue que estábamos muy consentidos por el gobierno sin saberlo. Porque el gobierno vivía pensando que con esas “cortesías” nosotros íbamos a dejar pasar todas las porquerías que hacían con el dinero que contribuíamos al país (y no nos hagamos, la verdad es que si los dejamos un poco). Y luego vino Peña Nieto con sus reformas bien justificadas en el entorno internacional pero muy pobremente ejecutadas. Podría jurar que nadie que haya trabajado en visualizar el futuro de la Reforma Energética pudo ver en el futuro inmediato del país que Trump sería presidente. Tal vez tomó en consideración el conflicto en medio oriente, tal vez la presión por sustituir los combustibles a base de petróleo… todo, pero lo cierto es que el entorno en el que se planeó y se tomó la decisión no se acerca al entorno en el que vivimos y si, tal vez si en ese mismo tiempo hubiéramos notado mejoras en el transporte público y conectividad, inversión en el desarrollo de plantas para generar energías renovables (y que las viéramos trabajando ahora), no nos hubiéramos enojado tanto con el aumento del 20%. Pero todo lo que entendimos fue “un gasto más en la cuesta de enero” y nos enojamos.

Y luego estábamos tan enojados y cegados por el odio que nos dio por compartir (y generar) noticias falsas. Y esta época en la que ya no le creemos ni a nuestras mamás pues pandió el cúnico y las principales ciudades del país se vieron envueltas en escándalos de saqueos, golpes, delincuencia, etc. Si, hubo uno que otro listillo que aprovechó el caos para hacer de las suyas (igual como cuando pagan los aguinaldos y salen a robar en los camiones) y si, seguro hubo uno que otro brillante que mandó a sus peones a hacer desmadres. Pero nosotros lo hicimos peor con nuestros shares, nuestros likes y nuestras cadenas de whatsapp. Paren ya por favor.

Todos nos burlamos de Andrea Legarreta cuando se las quiso dar de economista y ponerse a dar consejos de cómo nos afectaba el precio del dólar. ¿Qué autoridad tienen para andar recomendando que no se paguen impuestos, que no se consuma luz, que únicamente se consuma local? ¿nadie puso atención en sus clases de historia? Les recomiendo que se vayan informando en cómo funciona el TLC (o en lo que se va a convertir), que se revisen cómo funcionan los sistemas paternalistas, cómo funcionan los precios del combustible a nivel internacional y ¿por qué no? un poco de relaciones internacionales y sus efectos en la economía internacional (o en los conflictos sociales, como el atentado en Turquía). Porque si se van a poner a armar desmadres para mover la economía, de menos que sean todos orientados a un mismo objetivo.

Ahora, ya que hablamos de relaciones internacionales, hablemos del regreso de Videgaray. YA SABÍAMOS QUE IBA A REGRESAR. Lo que no sabíamos era en forma de qué. ¿A quién le importa que ahora sea el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores? ¿Por qué nos quejamos de que no tenga experiencia? Al menos fue honesto. Más de lo que otros en otros cargos públicos han sido. Además, todos sabemos que en realidad lo importante es tener un equipo que sepa lo que hace y en el que puedas confiar. Vivimos en una época en donde prácticamente puedes ponerte en el puesto que quieras sin tener experiencia. Si no sabemos definir los requisitos para una vacante, un organigrama de una empresa, podemos tener directores de marketing que luego se convierten en CEOs. No se hagan, conocen un montón de gente que no ejerce su profesión y la va bien en la vida. Los leo a todos proponiendo soluciones políticas y financieras para el país y siguiendo los consejos de una cadena de whatsapp sin tener conocimiento o experiencia… Denle chance a Videgaray de hacerse experiencia. Denle chance a su equipo de hacer su trabajo. Total, luego llega Peña a deshacerlo todo.

En fin, ya que me quejé del desastre que es este hermoso país, hablemos de las Kardashian que esta semana estuvieron haciendo muchas tonterías. De la señora que le rezaba a una estatuilla de Elrond pensando que era un San Antonio (me pregunto si también lo ponía de cabeza). Si quieren ver otro tipo de drama, echen ojo al que armó Mariah Carey en su presentación de fin de año. Si quieren sentirse inspirados, les dejo la nota del ciclista de 105 años que impuso record. Si quieren ser los del dato curioso, aprendan lo que es el mesenterio y finalmente, recuerden que empezamos el año con el letrero de Hollyweed. Antes de que todo lo demás se fuera abajo.

Bienvenido 2017. We’re off to a great start.

One Comment