Lo bueno, lo malo y lo feo del Ceremonia 2016

El pasado sábado miles de personas nos dimos cita en el Centro Dinámico Pegaso en las afueras de la CDMX para asistir a la edición 2016 del festival Ceremonia, una edición que a decir de los asistentes, comparada con años anteriores, estuvo mucho mejor organizada y mucho más concurrida; además de que por primera vez en la historia de este festival la lluvia no hizo de las suyas y disfrutamos todos de un día caluroso y lleno de sol.

Aquí les dejo un breve recuento de lo que para mi –primeriza en este festival– fue lo mejor, lo peor y lo lamentable.

Lo bueno…

¡Las bandas! Este festival que se empieza a afianzar como la opción para la música hip-hop y electrónica independiente en México contó con varios actos muy buenos. Desde temprano las presentaciones de Salon Acapulco, Clasixxx y Thundercat nos reunieron a varios para ponernos a bailar.

Mientras el día fue avanzando, el lugar fue llenándose y era de esperar que los actos principales reunieran a una gran cantidad de personas que disfrutamos con su música. Regresamos a los 90’s mientras Titán cerraba con su más grande éxito, para después disfrutar de los beats downtempo de Flume quien empezaría su presentación con su remix de ‘Get free’ (Major Lazer) y cerraría con su preciosa versión de ‘You & Me’ de Disclosure; quienes por cierto cerraron la noche de manera increíble, entre las más coreadas: ‘Magnets’, ‘Omen’ y ‘White Noise’. Cabe destacar que todas bandas iniciaron muy puntuales, cosa que se agradece infinito –¡toma eso #CoronaCapital!–.

Lo malo…

¡Las filasAunque tuvieron un sistema “cashless” casi impecable, desde un principio las estaciones de recarga de dinero estuvieron saturadas, ya fuera con tarjeta (debito/crédito) o en efectivo tardabas no menos de 20 minutos formado, además algunas estaciones tenían problemas con tarjetas de debito y otras más estaban pobremente señaladas, por lo que la gente perdía tiempo intentando recargar su tarjeta, cosa que sabemos en este tipo de festivales con los horarios tan cerrados, era un verdadero pain in the ass.

¡El sonido! No es que propiamente fuera malo o que estuviera reventado, el problema es que el sonido ni siquiera parándote a nivel de consola era suficiente, le faltaba volumen y eso en el escenario principal, el de música electrónica, hizo que no terminaremos de prendernos con ninguno de los actos. Sí querido #Ceremonia, nos faltó volumen. :(

Lo feo…

¡La gente! Cómo casi siempre sucede, en este tipo de festivales, las personas suelen ser la peor parte de la experiencia –¿recuerdan este post?–. Y es que desde el borracho que va chocando con todo y con todos, hasta los que se la pasan hablando durante todo el concierto como si estuvieran en una fiesta, los asistentes en México aún no sabemos comportarnos. No quiero saber las historias de terror que seguramente cuenta el staff de este tipo de eventos.

Al final la pasamos muy bien pese al calor, las filas y las personas; todos –sobre todo aquellos que llegamos temprano– hicimos nuestro mejor esfuerzo para bailar, disfrutar y finalmente poder decir que sobrevivimos a otro festival.

Aqui les dejamos una breve galería de fotos.

Fotos de Galería propiedad de PopSoupMag.

Imagen de post por Rodrigo Díaz vía Flickr bajo licencia de Creative Commons