FOMO: de risas y estudios científicos primermundistas

En el FOMO de esta semana siento que secretamente nuestros personajes principales se la están pasando bomba retorcidos de la risa de todo lo que pasó o hicieron. Me imagino a los nuevos líderes de los partidos políticos de México celebrando sus victorias más que anunciadas así como me imagino a Hillary Clinton haciendo el baile de Celebración de Chandler (de Friends) junto con Jennifer Lawrence por haber exitosamente logrado poner el tema de la desigualdad de género en los salarios de nuevo en la agenda mediática.

Me imagino las risas cínicas del gobierno del DF mientras redactaban el nuevo reglamento de tránsito, las de Banksy y sus amigos porque sabían que su espectáculo se iba a atascar y entonces solo verían a fanáticos frustrados con visitar la exposición. Igual de frustrados deben estar esos que no querían el voto femenino en Arabia Saudita o el equipo de comunicación de Donald Trump frente a las respuestas de esos a los que se la ha pasado criticando como Heidi Klum o los Mexicanos.

Imaginen por un momento la sonrisa de satisfacción de Taylor Swift leyendo cómo su hombre la defendía del ex One Direction o a RiRi con sus amigas en pijamada planeando el tweet perfecto para contestarle al tal Matt Barnes que andaba inventando que salía con ella. Es exactamente la risita de complicidad y malicia que deben de tener varios grupos de mujeres en Estados Unidos ahora que la FDA aprobó una pastilla para incrementar la libido de las mujeres… risas que seguramente incrementaron cuando publicaron el estudio en donde afirman que el pobre desempeño sexual NUNCA ha sido culpa del condón.

Todo es risa y diversión hasta que nos recuerdan todo eso que nos da mucha pena: el precio del dólar, la resolución del escándalo de la Casa Blanca de la gaviota, la nueva regulación al gasto público que afecta a las deudas de estados y municipios, la fiesta del alcalde de San Andrés Tuxtla, nuestros amigos del Partido Verde, la fama del Gordo Judío, el hack de Ashley Madison o el #calcetingate. Nada que celebrar pero en vez de llorar, lo mejor es reír y para eso nos pintamos solos.

Los que me conocen saben que me gusta el Tetris y lo juego en mi teléfono de vez en cuando, cuando no quiero pensar mucho y solo necesito distracción para pasar el tiempo. ¿Saben qué otras cosas pueden hacer las personas para “pasar el tiempo? comer, usar drogas o tener sexo o eso es lo que dice un estudio científico primermundista, que el Tetris evita que se te antoje comer, usar drogas e incluso el sexo… ya se han de imaginar el estilo de vida saludable de celibato que llevo.

También me gusta el café, y me gusta el café frío. Desde el año pasado me presentaron la técnica del “cold brew” que hay quien si sabe hacer y quien solo dice que la hace pero en realidad solo mete la cafetera al refri o le echa hielo al café que le sobra. Sea como sea, resulta que otro de esos estudios brillantes que hacen en el primer mundo -porque supongo que en el primer mundo no tienen nada mejor que hacer- que dice que cuando está bien hecho, el “cold brew” es mejor que todos los demás porque tiene doble cafeína y menos acidez.

Y ahora que ya nos reímos y ya aprendimos cosas nuevas, no está de más comentar la explosión en Bangkok o el avionazo en Indonesia o el accidente en helicóptero de Lolita Ayala, sumenle a eso el tema de las drogas sembradas en el equipaje que pasa por el AICM y no sorprende que la escena esa de FRIENDS donde hacen una broma en el aeropuerto se volviera popular esta semana.

Igual de popular (NOT) fue el grupo de empleados de Amazon que declaró que el ambiente de trabajo estaba lejos de parecerse a Disneylandia. Hubo quien pensó en seriamente considerar la técnica China de contratarle porristas a los empleados infelices para mejorar su productividad pero si eso no los convence, siempre pueden buscar empleo en los nuevos parques temáticos de Star Wars.

Para hablar de cosas que no eran necesarias pero que de todos modos nos parecen un lindo detalle y excelente tema de conversación tenemos el nuevo disco de Jojo, la piscina suspendida transparente, los anuncios de las nuevas bandas del Corona Capital, el trailer de Frankenstein, Chris Hemsworth en los Cazafantasmas y el disfraz de Caitlyn Jenner para Halloween.

Finalmente y ya sin reirnos, lamentamos el fallecimiento de Daniel Rabinovich y la declaración de que el caso del asesinato de Rubén Espinoza se resolvió con un “Casa de la Narvarte era casa de citas” y ahora mi colonia será de casas de mujeres de dudosa reputación… hasta ahí llegó mi vida recatada de Tetris y cafés helados. Pero sin duda, la mayor tristeza y decepción de mi semana fue encontrarme con que hay un filtro de las Kardashian para Chrome ¿qué clase de vida es esa? eso es como quitar el salero de las mesas en los changarros… insípido.

Kardashians: 47 (porque el disfraz de Caitlyn)

Mundo: 45 (porque cuando un sitio que asigna un significado a tu nombre sin justificación se hace viral, merecen acercarse todos al mismo nivel de brillantez que las Kardashian)

Fenómenos de luz: 10 (porque los calcetines de Peña Nieto no los andaban viendo bien por la luz) 

Días sin encontrar a El Chapo: 35