FOMO: De chiles, droga, pena ajena y decepciones

Seguramente es muy pronto para hacer bromas del tema, pero como ya sabemos que todo se nos olvida a las 12 horas, pues el disgusto de la broma les va a durar poco. Esta semana me sentí pateada y pisoteada como el hámster de Maskota (les voy a dar unos segundos para que se sientan ofendidos: 5…4…3…2…1). Ahora que ya superamos el chiste de mal gusto, compartan mi dolor y agotamiento. Con todo lo que pasó esta semana fue complicado compilar las malas e irónicas noticias, ponerles orden y darles un poco de sentido.


Vamos a empezar con la historia de Rubén Espinoza de quien estoy segura ya están todos muy hartos, seguro que a estas alturas ya los convencieron de que el fotógrafo era un malandrin que andaba con malas personas porque claro, todo en México es un episodio de La Rosa de Guadalupe en donde esos que se meten con quien no deben pues les va mal. ¿Saben que es lo peor? que pasó a 10 minutos de mi casa y que en aproximadamente 10 minutos se les va a olvidar que eso pasó y ni se van a enterar que esas cosas pasan lejos de mi casa (pero en este mismo país) más seguido de lo que repiten los episodios de La Rosa de Guadalupe o el cumpleaños de la primera dama.


Pero por qué concentrarnos en la indignación nacional cuando esta semana también nos recordaron los 70 años que han pasado de la bomba atómica y la misoginia de Donald Trump. Porque nunca es suficiente ignorancia e intolerancia en este mundo.

 

Como sea, de todos modos no se iban a deprimir por eso, igual es mejor deprimirnos porque en un mundo en el que Sean Penn y Charlize Theron viven el peor rompimiento de la historia, íconos del romance pop como la Rana René y Miss Piggy o Gwen Stefani y Gavin Rossdale también van a divorciarse. Incluso fue devastador el breve espacio en el que pensamos que Will Smith iba a divorciarse y aunque intentó hacernos sentir mejor negándolo, no fue suficiente.


Hemos llegado tan pero tan bajo que mientras en Corea del Norte retrasaron sus relojes media hora PORQUEPUEDENYNOLESIMPORTAREGRESARENELTIEMPO, en México y el resto del mundo seguimos discutiendo lo que se puede o no hacer con la biología femenina ¿de qué hablo? de la receta médica que van a pedir para poderle dar fórmula a los niños, del debate de criminalizar o no la prostitución, de aumentarle los impuestos a los tampones ¿en serio?


Seguimos hablando del pene de Lenny Kravitz con morbo y sorprendidos porque Monica Bellucci es “chica Bond” a sus 50 (por primera vez mayor que James Bond) por las preguntas que le hacen a Kristen Stewart y por las historias de rompimiento de Emma Watson en lugar de hablar de Natalia Molchánova, la campeona de apnea que se perdió esta semana. Con tanta payasada que nos preocupa, no me sorprendería que la “robofilia” se convirtiera en algo más popular y definitivamente dejáramos de relacionarnos con la gente, es lo mejor.


Pero no todo está perdido a pesar de que Jon Stewart ya no estará en el Daily Show. Porque esta semana también se casaron finalmente Jennifer Aniston y Justin Theraux para recordarnos que el amor todavía existe y si no, siempre tenemos la opción de celebrarlo de todos modos. Como Taylor Swift, que usó de pretexto el cumpleaños de su amiga Karlie para recordarle al mundo que su novio es Calvin Harris, la odio (LA AMO) o Poncho de Nigris que con toda la caballerosidad y clase que lo caracterizan, le pidió matrimonio a su novia mientras ella estaba trabajando.


Porque claro, los trabajos de las novias son de broma, lo realmente importante, es que les pidan matrimonio o que alguien le explique de futbol americano. Y ya nada vale la pena en esta vida porque PornHub va a empezar a cobrar suscripción como Netflix y Kellogg’s dejará de usar saborizantes y colorantes artificiales hacia 2018 (NOMASFRUITLOOPS).


Cambiando de tema y para cerrar con otra reflexión de todo lo bonito en este mundo, esta semana se patento un proyecto de avión supersónico que podrá volar de NY a Londres en más o menos una hora. Eso asegurará entregas de urgencia para esa droga que pueden – o no – contrabandear en tu maleta.


Lo que si puedes contrabandear en tu maleta cuando vas al extranjero es comida -existen algunas excepciones- y ahora la ciencia ha comprobado que esos -nosotros- que comen mucho chile (sin albur y sin retomar el #penisgate) incrementan su longevidad comparados con los que no.


Ahora vayan a olvidarlo todo con una cerveza en mano o con sus lentes de realidad virtual.

Kardashians: 35 (porque Kimye y Cait)

Mundo: 25 

Fenómenos de luz: 8 (porque la joyería de Lenny)

Días sin encontrar a El Chapo: 21

2 Comments