FOMO: Chapo Challenge

Ya pasó una semana del hollywoodesco escape de El Chapo. Y como estoy segura de que todos están enterados de ese tema y muy a mi pesar admito que no tengo información sobre El Chapo con la que cobrar los 60 millones de pesos de recompensa, si puedo al menos intentar añadirle un poco de variedad a sus temas de conversación.


Para esos que no se enteraron, mientras Malala Yousafzai celebraba su cumpleaños #18 inaugurando una escuela para niñas en Líbano, Joaquín Guzmán Loera (El Chapo) fue “al baño” y escapó del penal de máxima seguridad del Altiplano por un túnel. Intentaron distraernos de esa noticia con el fallecimiento de Joan Sebastian y el regreso de Kahwagi al ring pero El Chapo se llevó los encabezados casi toda la semana.


¿Se acuerdan de cuando nos enseñaron en la escuela que Plutón era un planeta? y ¿se acuerdan de cuando nos dijeron que siempre no era lo suficientemente grande como para ser del club del Sistema Solar? Y ahora que se acercaron un poco más, lo encontraron más interesante. Es como cuando no invitaste a los ñoños a tus fiestas en la uni y ahora, 9 años después, les quieres pedir trabajo… o dinero.


Y hablando de las borracheras de universidad, un grupo de genios de la Universidad de Missouri Columbia realizó un estudio para determinar los diferentes tipos de borracho que existen y encasillarlos en estereotipos de la cultura pop como Hemingway, Mary Poppins, El profesor chiflado y Mr. Hyde. Me arriesgaría a asegurar que todos en México querrían ser Hemingway o Mr. Hyde pero en realidad somos Mary Poppins.


Siguiendo con el tema del alcohol, finalmente la cadena FOX licenció la cerveza Duff en Chile, así que todas las demás que conozcan son falsas como el acento de Luis Gerardo Mendez en la nueva serie de Netflix (la primera grabada en América Latina) “Club de Cuervos” o la declaración de bancarrota de 50Cents.


A los que si les creo que estuvieran en bancarrota a pesar de sus presentaciones en México – y el mundo – es a los ex-backstreet boys Nick, AJ y Joey (ex-N’Sync) que se juntaron a armar una película de zombies… esa idea es casi tan brillante como la del chico en Instagram que oficializó su compromiso con los burritos o el que documentó su vida de mal tercio.


Ahora hablemos de pandillas, primero de Suicide Squad que no se a ustedes pero me pareció mágico que el trailer de esta película que se estrena hasta 2016, convenientemente se estrenara cuando ya estábamos hablando de delincuentes que salen de la cárcel para ayudar a la gente.


Otras dos pandillas (de dos y de las que no nos molestaría ser el tercero incómodo) son Tina Fey y Amy Poehler que pronto estrenarán una película (donde hacen de hermanas) así como Ian McKellen y Patrick Stewart que ahora aspiran a formar parte de la pandilla de TaySwift. Juntenlos a todos con Caitlyn Jenner, dejen que Daniel Radcliffe los organice a todos y tendremos una grupo de personas influyentes con más capacidad de cambiar al mundo que la Organización de las Naciones Unidas.


Esta semana vamos a aprender otra palabra ridícula pero que aplica por los temas coyunturales (énfasis en coyuntural porque rara vez puedo usar esa palabra de manera tan atinada): WOLLYING. ¿Cómo se usa? sencillo: todas esas mujeres que se burlaron del tema de Paty Navidad le hicieron wollying. Así es, es el término “fresa” para describir cuando una o más mujeres hacen sentir mal a otra y que seguro en unas semanas se pone de moda (porque no se de dónde salió)


También le hicieron wollying a Kylie Jenner nada más porque se hizo trenzas, todo este asunto de la ambigüedad racial y cultural me molesta, especialmente porque con nada están contentos y por más amorosos e incluyentes que intenten ser, siempre encuentran la manera de ofenderse por algo (Por eso no podemos tener cosas bonitas)


No les iba a compartir esta noticia porque soy de esas románticas que creen en que Grecia se va a recuperar pronto, UBER no sobornó a nadie en el DF para que los dejen trabajar, que los cambios al Seguro Social en realidad nos va a beneficiar a todos y que existen los unicornios pero, como ya me hicieron enojar con el tema del wollying, tomen: El monstruo del lago Ness NO EXISTE.


Se acabó la semana y estoy segura de que seguiremos contando los días sin saber dónde está El Chapo, cómo o por qué Selena y los Ángeles Azules se pusieron de moda de nuevo y por qué a veces un viaje a Paris no es suficiente para volver a creer en el amor. Esta bien, me estoy proyectando con esa última pero no soy la única, a Peña Nieto y la Gaviota tampoco les funcionó.


Si después de todo esto, todavía creen en el amor y los unicornios, salgan a conquistar el mundo. Y si alguien puede marcar los 6 grados de separación entre El Chapo y las Kardashian, por favor deje un comentario. Me encantaría poder sumarle más puntos a las Kardashian en el conteo del FOMO.

Kardashians: 30 (Porque las Jenner cuentan como Kardashian y se seguirán reproduciendo)

Mundo: 18 (porque TaySwift, Malala y la cerveza Duff)

Fenómenos de luz: 7 (porque los pectorales de Kawagi)

Días sin encontrar a El Chapo: 6

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *