Business time: Para la redención o algo que se le parezca

Ya es miércoles de Business Time y si la semana pasada el tema recurrente de la lista era la negación, creo que el de esta semana bien podía ser la redención. ¿Por qué? pues porque llegué tarde a la Semana Santa y porque si ponemos atención a la letra de las canciones que componen la lista, podemos concluir que se tratan de “poner término a algún vejamen, dolor, penuria u otra adversidad o molestia” en la literalidad de lo que dice la RAE que significa la palabra redimir.

El objetivo general del Business Time es agrupar un montón de canciones encamables que también funcionen para relajar la mente – y el cuerpo, ¡duh!-. Así que aunque bajo otras circunstancias algunas de las frases en esta lista de canciones podrían aplicar a temas de desamor, romance, etcétera; me las voy a tomar muy literales y las voy a interpretar como mejor me parezca (porque puedo y eso es lo bonito de poner atención a la lírica). Son canciones para renunciar.

La lista esta llena de favoritos. Empecemos por el primer track que es una joya, cualquier cosa que venga acompañada de la voz – o la compañía – de Morgan Freeman, esta destinada al éxito. “I am the master of my fate, I am the captain of my soul” es un buen mantra para empezar. Hablar a veces ayuda (dicen), Speak de Ben Abraham me gusta porque me recuerda mucho a Gotye y a William Fitzimmons, nada mejor que una voz dulzona que te obligue a hablar de esas cosas que hay que soltar.

Los favoritos de la lista son Alex Clare y Rudimental renunciando a eso que les hace daño (como yo cuando no quería comer pan), Bastille recomendando no escapar de las malas noticias y Paolo Nutini con One Day que es sencillamente una de mis canciones lentas favoritas porque es de-li-cio-sa y muy honesta (“You asked me to remember a kiss is but a kiss, that I’d be a fool to want more from you”) que además me recuerda otra de mis grandes favoritas.

Renunciar y dejar ir no es fácil, – ¿Por qué las cosas no pueden ser mas sencillas? – las últimas canciones de la lista son un doloroso (pero sensual) recordatorio.

Baby don’t worry

The demons in your head

Always had the best intent

Ever try to listen in?

La honestidad ante todo, con el mundo, con nosotros mismos para lograr la redención. “All I really want is get next to you” (Porque #encamable). Enjoy.

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *